2018: Year Review

 

No saben lo que he esperado este momento.  Estaba deseando que se acabara el 2018, porque aunque ahora en retrospectiva puedo decir que fue un año bueno, fue sobre todo un año DURO y tenía muchas ganas de empezar una página en blanco.

Para este review anual, el primero que publico, aunque todos los años hago algún tipo de evaluación, voy a usar el formato de un autor al que leo mucho, James Clear, que propone responder a las siguientes 3 preguntas:

Qué salió bien este año?

Qué salió mal?

Qué aprendí?

Para empezar, les cuento que en la primera página de mi agenda del 2018 escribí 10 propósitos y ahora que los leo, me regaño un poco a mí misma porque no escribí objetivos pero bueno, a veces casa de herrero cuchillo de palo, los de 2019 serán objetivos SMART como debe de ser ;)  Esos propósitos fueron:

Que nazca Perspectiva.

Tener una mata y que no se muera

Conocer más lugares nuevos

Pasear todos los meses

52 posts en Perspectiva. Uno por semana

Estar más presente para mis amigos

Meditar a diario

Hacer ejercicios con regularidad

Leer, al menos un libro al mes

Quererme más

Ahora, vamos al review.  Primero lo que salió bien.

Nació Perspectiva.  La verdad es que yo no me imaginaba empezando un proyecto como este en 2018.  Me imaginaba preparándome para.. Pero al final el destino tomó otros rumbos y podemos decir que definitivamente luciarodriguezc.com es uno de mis principales highlights de 2018.  La idea original era abrir @necesitoperspectiva, un Instagram para compartir chispitas del saber de todo lo que leía y aprendía, pero sobre todo para demostrarme a mí misma que podía ser constante con un proyecto semanal y postear en un año todas las semanas, al menos 52 posts. Y así fue, 52 publicaciones.  Pero además un proyecto mucho más grande y poderoso que es este que compartimos.

Entre las cosas que salieron muy bien y que no planee, también estuvo la especialización en Business Coaching que hice.  No estaba en mis planes volver a estudiar formalmente, pero de repente, se convirtió en una necesidad, en una forma de aumentar el valor que entrego a mis clientes y me encantó.

Otro de mis propósitos era tener una mata y que no se muera.  La buena noticia es ¡que tengo 4! Están vivas y divinas. Tanto en este propósito como en el anterior, ahora entiendo que lo que buscaba era estar más presente y comprometida.  Acostumbrada a tener trabajos altamente demandantes, había dejado todo lo demás tirado, y las matas y Perspectiva eran una forma de volver a estar aquí y ahora.

 

Conocer más lugares nuevos es un propósito que me planteo todos los años (como leer) y este año conocí 2 lugares increíbles.  En junio fui con mi mamá a Denver y qué lindo que es. Las montañas, las librerías, la comida y la ciudad llena de arte. Espectacular.  Y ahora a final de año, taché uno de los lugares en Costa Rica que me faltaba en el bucket list. Río Celeste. Una caminata dura en la que cada paso valió la pena.  Me encantó. Mi pequeño pedacito de paraíso nunca me deja de sorprender <3.

Estar más presente para mis amigos.  Esta era importante para mí. Como en mi otra vida estaba siempre montada en un avión, sentía que la gente más importante para mi, a veces ni siquiera sabía dónde estaba.  Especialmente con Sil, entramos en una rutina de vernos semanalmente que pretendo que no acabe nunca. Pero en general, aunque siempre se puede mejorar, creo que estuve más: en persona, por teléfono o en redes, espero que hayan sentido que estoy aquí siempre.

Leer, al menos un libro al mes.  Esta me encanta y me hace sentir orgullosa.  En total en 2018 me leí 17 libros, 10 de negocios, 2 para la especialidad en Coaching y 5 de puro placer.   Mi meta 2019 es leer 2 libros al mes. Ahí les iré contado.

Quererme más.  Siempre fui acomplejada y nunca fui muy consciente de eso.  Este año hice un esfuerzo importante por aceptarme y quererme más. Y creo que voy bien :)

Ahora, respondo a la segunda pregunta, lo que no salió tan bien o lo que salió mal.   Aquí voy a hablar de las metas que no cumplí al 100%, aunque reconozco el progreso que hice en algunas de ellas.

Pasear todos los meses.  Ésta también es una meta recurrente para mí.  Me encanta pasear. En 2018 la cumplí 10 de los 12 meses.  Y aunque no salió del todo mal, si reconozco que con el cambio de vida me llené de algunas creencias limitantes y que pude haber paseado mucho más.  La pereza, el “no tengo plata” no son excusas válidas para salir a ver verde.

Meditar a diario.  Medité 225 de los 365 días del año.  Los meses que menos medité fueron coincidentemente (¿o no?) los meses más ansiosos de mi año.  Me gusta meditar con Calm, en las mañanas y antes de dormir. Esta meta la repito en 2019.

Ahora, la meta que realmente salió mal fue la de hacer ejercicio.  Esta es siempre la piedra en mi zapato. No he logrado encontrar esa actividad física que me apasione y por lo tanto me cuesta comprometerme.  Aunque hubo algunos días que me moví, esta es definitivamente mi peor nota del 2018. Lo que más me preocupa, es que ni siquiera tengo claro cómo enfrentarla en el 2019.  ¿Sugerencias?

Definitivamente lo malo del 2018 fue la ansiedad.  Manejar los cambios me costó. Se manifestó en la forma de alergias, atracones, insomnio y quién sabe cuántas cosas más.  Pero poquito a poco voy volviendo a mi centro. Y eso es lo importante.

Termino con lo que aprendí.

Siempre en los años difíciles los aprendizajes son grandes.  Pero este post ya va muy largo. Así que un resumen rápido de lo aprendido:

Entre más comparto, más aprendo.  Con el blog he recibido mucho de vuelta.  Gente nueva con conocimientos alternativos, clientes de sesiones, comentarios, preguntas.  Entre más conocimiento comparto, más se multiplica lo que aprendo.

Escuchar a los demás.  Enterarte de lo que ven en vos.  Los demás nos ven desde una #perspectiva distinta y por eso encuentran en nosotros cosas que a veces ni sabemos que tenemos.  A mí por ejemplo me llevó a la especialización.

Esta ya la sé.  Pero este año me la recordó una y otra vez.  Todo pasa por algo. Y todo, absolutamente todo, tiene solución.  Termino este review agradeciendo por estar aquí, por leer y comentar.  El 2019 seguiré compartiéndoles lo que sé y lo que aprendo y ojalá encuentren aquí info valiosa.  

¡Abrazo! Lucía
 

43 - 1 enero 2019.