#BookReview: The Happiness Advantage

 

Durante noviembre vamos a dedicarnos a hablar de la felicidad.  Por eso, en el book review de hoy hablamos sobre The Happiness Advantage, del autor Shawn Achor.  Este libro es un New York Times Best Seller que sostiene la tesis de que un cerebro positivo alimenta el éxito en la vida profesional y personal.

Es un libro corto, apenas 210 páginas y basado mayormente en estudios de psicología positiva dirigidos por el autor y su equipo desde la universidad de Harvard.  Les cuento entonces, mis principales aprendizajes.

La tesis del libro es la típica analogía del huevo o la gallina ¿qué es primero?  Dice el autor que la felicidad es la precursora del éxito y no su resultado. Que el gran error de las personas siempre ha sido pensar que tienen que ser exitosos para ser felices cuando en realidad tienen que ser felices para ser exitosos.  Porque la felicidad y el optimismo alimentan el desempeño.

Uno de los temas que toca el libro y que me parece muy poderoso tiene que ver con el poder de la mente.   Las decisiones / percepciones de nuestra mente pueden hacer que nuestra existencia sea el paraíso o el infierno pues la forma en que interpretamos la realidad afecta la forma en que experimentamos la realidad.   Desde ahí dice el autor que las personas que tienden a enfocarse en lo negativo siempre verán con más facilidad las cosas promedio y se perderán la oportunidad de estar por encima de este. Cuando nuestro cerebro se acostumbra a enfocarse en lo negativo, tiende a creer que la mayoría de cosas en la vida son negativas.   

Desde el lado positivo, también afirma el autor que podemos cambiar nuestro cerebro y reprogramarlo para ser más positivo, creativo y resiliente.  Eso sí, eso requiere de acción. Por eso, propone 7 principios que según Achor al ser accionados nos acercan a la felicidad y por ende al éxito:

1. La ventaja de la felicidad o de cómo la felicidad nos hace competitivos:  Dice el autor que cuando somos felices, somos más positivos y cuando somos positivos somos más inteligentes, estamos más motivados y por ende somos más exitosos.   La felicidad, eso sí, es relativa a quien la experimenta pero se compone de placer, enganche (engagement) y significado, y todos estos son medibles.  Lo cierto es que la felicidad no solo nos hace más creativos sino también nos ayuda a construir en nosotros mismos recursos sociales e intelectuales que podemos utilizar en favor de nuestro éxito.   Otra de las ventajas de la felicidad es que son un antídoto para el estrés y la ansiedad.

2. Eje y palanca: nuestro cerebro tiene la capacidad de cambiar la forma en la que percibimos el mundo, la realidad es simplemente lo que nuestro cerebro decide.  Por eso, es tan importante nuestra mentalidad a la hora de interpretar el mundo, osea, la realidad es relativa a cada uno. El autor habla de lo importante que es también creer en los demás, el efecto Pigmalion: cuando creemos en el potencial de alguien más, tenemos la capacidad de hacer que ese potencial se haga realidad.  


 

3. El efecto Tetris: habla de cómo a veces nuestro cerebro se puede estancar cuando lo acostumbramos a ver patrones.   Por eso, es importante entrenar al cerebro a ver lo positivo, que siempre se va a transformar en más oportunidades y posibilidades de crecimiento.  Nuestro cerebro se acostumbra a ver lo que buscamos y a ignorar el resto, se llama percepción selectiva. Las personas optimistas tienden más a ponerse metas (y metas más difíciles), que las personas negativas.  Y por su mentalidad, tienden a esforzarse más y por ende alcanzar más. Un cerebro cargado de positivismo se mantiene abierto a las posibilidades.

4. Caer de pie: o lo que es lo mismo, capitalizar en las caídas para construir oportunidades de crecimiento.   La única forma que tenemos de aprender a lidiar con el fracaso, es lidiando con el fracaso. No es la adversidad, sino lo que hacemos con ella lo que nos define.

5. El círculo del zorro: cuando limitamos nuestro enfoque a pequeñas metas manejables, ampliamos nuestro círculo de poder, pues progresivamente, alcanzamos más.   Nuestro comportamiento importa y determina nuestro futuro. Cuando somos conscientes de esto, nos esforzamos más y alcanzamos todo lo que nos proponemos. Siempre, lo primero que tenemos que conquistar es a nosotros mismos, cuando estamos en control podemos seguir dando pasos y conquistando nuevas áreas donde podemos hacer una diferencia.   Manejar pequeñas tareas es poderoso, pues cuando nos proponemos objetivos imposibles se vuelven inmanejables y por eso los dejamos tirados. Los pequeños éxitos siempre suman y se convierten, eventualmente, en grandes logros.

6. La regla de los 20 segundos: cuando queremos adoptar un nuevo hábito, la mejor forma de hacerlo es eliminando las barreras para lograrlo.  Lo mismo, cuando queremos deshacernos de un hábito negativo, lo mejor que podemos hacer es colocarnos barreras para evitarlo. Los 20 segundos tienen que ver con las barreras.  Por ejemplo queremos ver menos televisión y leer más, si desconectamos el tele y en el mismo sillón ponemos un libro, es posible que los 20 segundos que nos toma levantarnos y conectar el TV de nuevo, nos van a inhibir y vamos a acabar tomando el libro pues no tenemos barreras.

7. Inversión social:   cuando tenemos gente a nuestro alrededor que nos apoya, tenemos un tesoro valioso.   Cuanto más apoyo social tenemos, más felices somos.

Se me hizo súper largo el review de un libro cortito, pues literal en cada página había aprendizajes relevantes.  Termino recordándoles que la felicidad es contagiosa y que cuando ustedes están contentos llevan ondas expansivas de felicidad a todos quienes están a su alrededor.   Así es que vale la pena enfocarse en buscar lo positivo y sonreír. :)

¡Abrazo! Lucía

 

35 - 5 noviembre 2018.