Celebrar

 

Siempre me han gustado los rituales, me parecen fascinantes.  Y este mes, que estamos hablando de felicidad, me parece importante entonces que hablemos de las celebraciones, que de alguna manera son rituales que usamos para conmemorar momentos felices.

Pueden haber muchos tipos de celebraciones, desde los detalles más pequeños que nos hagan sonreír hasta los eventos más grandes que nos hagan sentir dueños del mundo.  

Creo que tenemos que hacer de celebrar una costumbre positiva.   Celebrar nos provoca felicidad y esos momentos de felicidad a su vez tienen innumerables beneficios para nosotros.

Celebrar no tiene que ser grande, ni caro, ni pomposo.  Celebrar puede ser compartir nuestra alegría con alguien importante, comernos un helado o dormir una hora más.   También puede ser grande, una fiesta, un viaje, juegos artificiales. Lo importante de la celebración es que le demos el crédito que se merece y que nos demos el permiso de disfrutrarla al máximo.


 

Las celebraciones son hechos memorables y eso las convierte en parte importante de nuestra historia como empresas o como individuos.   En el trabajo, estas celebraciones levantan el ánimo y por ende, mejoran el desempeño.

Hablaba en el taller del domingo que un objetivo grande se logra mediante la suma de muchos objetivos pequeñitos.  Y que muchas veces, cuando no alcanzamos el objetivo grande, ignoramos todo lo que avanzamos a través de logros más pequeños.  Por eso mi recomendación es no esperar a alcanzar lo más grande y lejano sino celebrar proporcionalmente. Darle a cada mini logro su momento de gloria y mini celebración y por supuesto, también celebrar a lo grande cuando la ocasión lo amerita.

Cuando celebramos con alguien más cultivamos el sentido de comunidad a nuestro alrededor.   Le damos sentido a lo que hacemos a través de las celebraciones. Creamos memorias que se quedan guardadas en nuestro cerebro, y cuando las recordamos vuelven todos esos momentos felices y todos sus beneficios.

Cierro entonces con un recordatorio: CELEBREN, celebren por todo, que esos momentos de felicidad los llenarán de productividad y buen desempeño en todo lo que se propongan.

¡Abrazo! Lucía
 

37 - 20 noviembre 2018.