Opiniones vs Hechos

Para hoy tenía planeado escribirles un post sobre el feedback, cómo darlo, cómo pedirlo y cómo recibirlo.  La retroalimentación honesta es súper importante para el autoconocimiento.

Sin embargo, como vi mucho interés en el tema del que nos habló Belén ayer en el takeover de mi Instagram, decidí compartirles un texto más largo que me pasó Belu al respecto así como algunas cosas que aprendí al respecto en mi formación de coach.

Acá les dejo el texto de @alavueltadelatapa:

En nuestro primer encuentro vamos a diferenciar lo obvio de lo imaginario. Pareciera ser fácil pero tenemos muy naturalizada la incorporación indiscriminada de juicios sobre nuestro entorno y sobre nosotrxs mismxs.

Trabajaré en torno al libro de Eduardo Carabelli, “Entrenamiento en Gestalt” que me parece muy accesible y didáctico. Cuando empecé a estudiar Gestalt aplicada a niñxs tuve una profesora que nos desafió a hacer lo siguiente: elegir un momento del día en el que estuviésemos tranquilxs. En ese tiempo pasaba muchas horas viajando en bus entonces tomé ese rato como referencia para mí. Ella nos propuso hacer afirmaciones meramente descriptivas, en mi caso: “las ventanas están abiertas”, “el piso está sucio”, “estamos doblando a la derecha”, “la señora que acaba de subir está mal vestida”…ups!

De a poco esta actividad me desafiaba más y más. Me daba cuenta cómo me equivocaba cada vez que intentaba mencionar para mis adentros hechos obvios y meramente descriptivos de lo que había a mi alrededor y no lograba hacerlo por un periodo prolongado de tiempo.

Este ejercicio que parece fácil y sinsentido nos ayuda a visualizar la cantidad de pensamientos que incorporamos como obvios cuando en realidad tienen una cuota alta de juicio y subjetividad.

Para poder graficarlo mejor quiero compartirles el “PISH”, un esquema que nos ayuda a entender mejor lo que pasa en el circuito del pensamiento sano, entre otras cosas conectado con la diferenciación entre lo obvio y lo imaginario, y el circuito que el mismo autor llama “neurótico” que podríamos describir como equivocado o desviado en relación a la forma en que hemos aprendido a estar en el mundo.

Screen Shot 2019-04-16 at 10.20.25 AM.png

Como podemos ver, la idea es que alcancemos a diferenciar lo que percibimos de lo que sentimos e imaginamos. Durante mi estadía en Colombia tuve oportunidad de trabajar con 2 terapeutas ocupacionales con las que aprendí la importancia de recibir, procesar y organizar de manera adecuada las sensaciones del propio cuerpo y del ambiente. La terapia gestáltica plantea lo mismo, la posibilidad de conectarnos con nosotrxs mismxs, a través del “darse cuenta” para poder diferenciar si lo que percibimos es del orden de lo obvio o de lo imaginario y actuar en consecuencia.




Nos dice Carabelli: “En el circuito sano la persona se conecta con el entorno y sus imaginarios no interrumpen el contacto. En el circuito neurótico la persona se conecta emocionalmente con sus imaginarios y se inventa estados emocionales que no se ajustan a la realidad” Tener una percepción clara de la realidad nos permite saber si estamos hablando de hechos concretos o de cargas subjetivas que atribuimos a esa realidad. Todo esto nos permite deconstruir y desnaturalizar realidades llenas de subjetivaciones e introyectos propios y colectivos que nos impiden avanzar hacia el genuino autoconocimiento. En este punto tocamos otro concepto importante de la terapia gestáltica que trataremos en un próximo artículo, el “aquí y ahora”.

Para cerrar, me gustaría dejarles esta cita del mismo autor para leer y rumiar: “La cristalización de nuestra identidad guarda mucha relación con imaginarios fuertemente creídos que nos quitan posibilidades de experimentar desprejuiciadamente la realidad. Las imágenes que guardamos de nosotros, como si fueran un tesoro, nos condicionan en nuestra relación con el mundo pues reaccionamos en función de “lo que creemos que somos” en vez de reaccionar en función de la experiencia inédita que estamos teniendo en el aquí y ahora”.

Espero que algo de lo que les transmití hoy haya resonado en ustedes y puedan aplicarlo como más les sirva en este momento único y particular que están viviendo.

Nos leemos en nuestro próximo encuentro virtual! Belén

(Lucía) Para mí, caer en cuenta de esta realidad ha sido un descubrimiento DEMASIADO poderoso.  Basamos nuestra existencia en opiniones subjetivas o en paradigmas que alguien más se inventó.

En mi formación de coaching aprendí que hay una diferencia, como explica Belén entre hechos, a los que también llamo descripciones u observaciones, y juicios (opiniones, interpretaciones), que ambos los vivimos desde la emoción y que la realidad de cada quien es la intersección entre los hechos y las opiniones.

Esto lo que quiere decir es que probablemente nunca vamos a dejar de ser ajenos a nuestra subjetividad PERO en la medida que seamos consciente de ella somos capaces de cambiarlas.

De eso se tratan un poco las sesiones de perspectiva, de identificar esas opiniones y cuestionarlas para mejorar nuestra realidad.

Espero que hayan aprendido algo nuevo hoy.  Un abrazo! Lucía

56 - 16 abril 2019.