El poder del networking

Son las 23:11 y todavía no hay un blog post para mañana.  Pensé en escribir sobre lo duro que ha estado julio y cómo me ha revolcado en todas las formas posibles pero también me di cuenta de que le queda todavía una semana y decidí darle una oportunidad para reivindicarse.   

Lo cierto es que me ha costado y me está costando encontrar inspiración para compartirles contenido este mes.  Me ha hecho cuestionarme el sistema que tengo ahora y buscar soluciones nuevas para seguir compartiendo contenido de valor.  Y bueno, ya tengo ideas para traer a la inspiración de vuelta. Julio, aunque la mayoría de los artículos del blog han llegado unas horas tarde, han llegado todos los martes y por eso, me doy crédito. (estoy aprendiendo a ser compasiva conmigo misma)   

Adam Grant, el autor de Originals,  habla de que la interacción con otras personas nos ayuda a alimentar nuestra originalidad.  Paralelo a eso estaba preparando una clase sobre networking y pensando en lo impresionante que es la cantidad de gente que cada quien tiene en su red de contactos y todo lo que pueden aportarnos si la activamos intencionalmente. 

Y así, como para terminar de definir el tema de hoy, me pasó mi tía Flora un artículo que habla sobre 8 preguntas para iniciar conversaciones, conocer nuevas personas y ampliar la red de contactos. 

Dice este artículo del Harvard Business Review que preferimos las relaciones en las que conectamos con otra persona en más de un tema.  Los sociólogos llaman a esto lazos múltiples e indican que las relaciones que son construidas con múltiples lazos tienden a ser más duraderas y confiables. 


Que importante es tener gente que nos inspire y que admiremos a nuestro alrededor. A lo largo de la vida mis amigos también han ido cambiando conforme yo lo he ido haciendo, no tengo un grupo de amigos súper consolidado o amigos desde la infancia. Pero mis amigos son todos fuente de luz e inspiración y además, me hace muy feliz cuando encontramos esos lugares comunes donde mis rarezas dejan de ser solo mías.  Ya lo dice este artículo que solo el hecho de tener un amigo de verdad en el trabajo hace que la experiencia y la percepción del mismo mejore significativamente. Seguro que en la vida pasa exactamente lo mismo. 

El artículo lo que propone es que nos salgamos de las preguntas cajoneras a la hora de iniciar conversaciones, que a través de preguntas abiertas e interesantes le demos la oportunidad  a nuestro interlocutor de pensar más, hablar más y nos demos a nosotros el chance de escuchar y encontrar puntos comunes interesantes para crear conexiones más profundas. 

La lectura propone 8 preguntas, yo les comparto  mis 4 favoritas para que las usen de inspiración la próxima vez que les toque conocer a alguien nuevo: ¿Qué fue lo mejor que te pasó este año? ¿Qué hacés para divertirte? ¿Cuál es tu superhéroe favorito? ¿Qué es lo más importante que debería saber de vos? 

Esa última particularmente me parece una pregunta maravillosa.  Les deseo una vida llena de contactos interesantes e inspiradores, nos leemos  la próxima. Abrazo, Lucía 

69 - 23 de julio de 2019.