Lifestyle Marketing en 5 pasos

 

El mes pasado, mi colega Laura Montero escribía sobre lifestyle branding y eso me hizo pensar automáticamente que la mayoría de las marcas para las que he trabajado son precisamente, marcas de Lifestyle.  Por eso, quise escribir este post, con una guía de 5 pasos para crear estrategias alrededor de un estilo de vida.

1. Definir cuál es el estilo que querés representar

Primero lo primero, definir ese estilo de vida y qué papel juega tu marca en el mismo.  Por ejemplo, si querés hablarle a la comunidad fiestera, tu estilo de vida como marca tiene que representar eso y debe ser una marca social, alegre posiblemente también musical y nocturna.  Ahora, dentro del mundo de la fiesta, qué rol juega tu marca: ¿es una bebida, bocas, un app de música, un parlante un party planner? Cuál es la posición de tu marca con respecto a la fiesta y cómo lo comunica. En resumen, en la etapa de definición debería ser capaz de responder estas preguntas:

¿Cuál es el estilo de vida que querés representar?

¿Quiénes son los consumidores de ese estilo de vida y dónde están?

¿Cómo va a interactuar tu marca con esos consumidores?

¿Cuál es el rol de tu marca dentro de ese estilo de vida?

¿Qué características definen a tu marca como actor de ese estilo de vida?

¿Cómo comunica tu marca ese rol?

2. Personificar tu marca y hacerla embajadora de ese estilo

Mi approach con las marcas es humanizarlas.  Si lográs definir a tu marca en términos de una persona, se vuelve mucho más fácil relacionarla con ese estilo de vida y con otras personas.  Entonces, ¿cómo es tu marca, cuáles son las características de su personalidad, cómo habla, cómo vive la vida, cómo se relaciona con los otros?

Personificar a las marcas es también la mejor forma de resolver problemas de una forma consecuente con lo que querés reflejar.  Si tu marca está definida como persona, es más fácil ponerte en sus zapatos y preguntarte ¿Qué haría MI MARCA X en esta situación?

 

 

3. Vivir ese estilo, de adentro hacia afuera

De los aspectos más importantes de cualquier marca, pero especialmente una de lifestyle es la CREDIBILIDAD.  El equipo de trabajo de tu marca tiene que vivir de alguna forma ese estilo de vida y esto es súper importante a la hora de reclutar.  No se trata de que tenemos que ser una copia exacta de la marca persona que hemos creado pero sí de que tenemos cosas en común y de que hay características de esa marca que vemos en nosotros.  Por ejemplo, Selina es una marca de hoteles que le habla a nómadas digitales, no todos los empleados TIENEN QUE ser nómadas digitales pero sí deberían tener ese espíritu viajero, sino ¿cómo lo vas a promover?

4. Crear y comunicar experiencias que reflejen ese estilo de vida

Experiencias es un tema del que definitivamente hablaremos más adelante en el blog.  Cuando sos una marca de lifestyle tenés que participar de él, creando y participando en experiencias que te acerquen a tus consumidores y que te construyan credibilidad.   Y obvio comunicarlo, para que tu posicionamiento y tu mensaje se desplieguen más allá de la gente con la que compartiste en esas experiencias. Para volver al ejemplo del punto 1, si sos una marca de fiesta deberías organizar las mejores fiestas o al menos estar presente en ellas.  Sino, ¿quién te va a creer?

5. Ser consistente

Para mi esto es una regla de vida.  La marca tiene que walk the talk. Si la hemos posicionado dentro de ese estilo de vida, la marca tiene que ser consistente con eso.  Desde los más pequeños detalles, hasta las cosas más grandes. Todo comunica y queremos que comunique el mensaje correcto.

Espero que encontrés valor en estos pasos.  Si este es un tema que te apasiona tanto como a mí, hacemelo saber para seguir escribiendo más al respecto y si te gustaría que te ayude a desarrollar una estrategia para tu empresa, nada me haría más feliz!

Abrazo!

Lucía

 

07 - 1 mayo 2018.