El Consumidor Ideal

Entre más pienso, estudio y hago trabajos relacionados con marketing me doy cuenta de una cosa.   Son las cosas más obvias y las más sencillas las que hacen que una estrategia de marketing sea poderosa.  Es más, son tan evidentes, las tenemos tan delante de nuestros ojos que pasan, la mayoría del tiempo desapercibidas.

Una de esas cosas es tener claridad de nuestro target. Saber quien nos compra y a quién le queremos vender (pueden ser distintos) es clave, y aun así, lo pasamos por alto.  Hasta yo he cometido ese error, por eso me parece importante que hoy nos dediquemos a hablar un poco del tema.

Les voy a contar lo que dice Seth Godin en This is Marketing y también voy a hacer algunas reflexiones personales.  Seth habla de que como mercadólogos estamos en el negocio del cambio, de que el cambio tiene que ser para alguien y de que ese alguien no puede ser todos porque todos son demasiados.

Aquí aprendemos la primera lección.  Ser específico. Eso significa que tenemos que agrupar a nuestros consumidores bajo algún parámetro que tengan todos en común y que además los haga diferentes a los demás.

Conocer y servir a nuestro grupo específico es lo que hace toda la diferencia.  Cuando los conocemos sabemos que es importante para ellos y con esa información podemos ayudarlos a resolver sus problemas y cuando resolvemos con ellos nos volvemos relevantes, sencillo ¿no?

La recomendación de Godin es usar psicográficos para elegirlos, en lugar de demográficos.  Que elijamos nuestro público meta tomando en consideración su forma de ver el mundo, porque todos tenemos sueños, miedos, narrativas y deseos. Tiene sentido, porque ahí nos conectamos desde un lugar más personal y volvemos de nuevo a esa palabra que me gusta tanto, nos hace relevantes.


Otro tema que me pareció súper interesante del libro está relacionado con enfoque.  Seth Godin habla de que cuando le hablamos a la masa se vuelve muy limitante y la comunicación se torna aburrida, pues para agradar a todos y que nadie se moleste tenemos que volvernos promedio.  Por eso su recomendación es apuntarle a mercado viable más pequeño.

Su razonamiento es muy sencillo.  Si solo pudiéramos cambiar el comportamiento de 10 personas.  Elegiríamos muy bien a esas 10. Cuando somos específicos, la gente se involucra más porque se siente aludida.  Es el tipo de gente que nos va a recomendar a otros que son parecidos a ellos y así es como se da el crecimiento.  Es la gente con la que te podés desarrollar, entender y ofrecerles cosas nuevas para mantenerse siempre relevantes.  (palabra clave de hoy)

Crear un producto / servicio que le interese y agrade a todos es imposible.  Por eso, la audiencia mínima viable se trata de encontrar a ese grupo que te entiende y que está dispuesto a hacer el viaje con tu marca donde sea que eso los vaya a llevar.

Una de las formas de encontrar ese mercado es a través de la empatía (otra de mis palabras favoritas).  Entre más entendamos a nuestro cliente ideal, mejor sabremos dónde encontrarlo. Tiene sentido, no?

La próxima semana es la última de junio y haré el segundo quarterly review.  Llegamos a la mitad del año y es clave ver cómo van avanzando nuestras metas.  Abrazo! Lucía

64 - 18 de junio 2019.