El último post del año: Navidad no fue lo que esperaba

 

Se nos acabó el 2018.  La próxima semana estrenamos año y aunque este post no llega como siempre en martes, no quería dejar de compartirles un poco de mis pensamientos navideños.

Cuando lancé el blog y pensaba en el futuro me imaginaba escribiendo análisis de lo que hacían las marcas para vender en esta época o haciendo listas con sugerencias de cosas para regalar.  

Lo que no me imaginé, era que no iba a poder escribir de eso porque nunca llegué a ver lo que hicieron las marcas.  Entre las cosas que conlleva este camino emprendedor, hay un reacomodo financiero que la verdad me ha costado, pero al que cada vez le encuentro también aristas positivas. Una de las decisiones que tomé es que iba a tener un diciembre lo menos consumista posible y así fue. Di poquitos regalos, salí menos y en vez de comer fuera, cociné para amigos y familia en casa.


 

Entonces, ahora que todo el alboroto navideño pasó, paso por acá a dejarles deseos lindos.  A darles las gracias por leer, comentar, likear. Saber que hay alguien al otro lado de la pantalla es realmente satisfactorio.  

Mi navidad fue sin presas y sin compras pero con mucho amor, muchos amigos y mucha familia y eso es algo que no tiene precio.  

En vez de hablar de marcas y consumo hablé de objetivos e intenciones.  Este camino nuevo que empecé a recorrer no deja de sorprenderme y enamorarme.  Gracias por caminarlo conmigo.

¡Abrazo! Lucía
 

42 - 26 diciembre 2018.