Lo que aprendí sobre mi leyendo Better than Before

Últimamente me están saliendo posts para la categoría personales del Blog.  Hoy les cuento lo que aprendí de mi leyendo Better than Before de Gretchen Rubin.  Primero, sobre las cuatro tendencias de personalidad. Mientras las leía me identificaba con varias, pero al final del libro hay un quiz y ahí confirmé que soy definitivamente cuestionadora.

Los cuestionadores solo respondemos a las cosas que tienen sentido para nosotros, esa característica a menudo me mete en problemas y me hace ser un poco rebelde.  Nos motiva la justicia (esto también lo aprendí sobre mi en terapia), la razón y la lógica. Dice GR que en esencia convertimos todas las expectativas en expectativas internas, propias y sí, me tomo las cosas que me importan muy personalmente.  Nos enganchamos con lo intelectual y resistimos lo que nos parece arbitrario. Escribiendo esto me explico muchos comportamientos de los últimos días. :P

Hay 2 tipos de cuestionadores, los cumplidores y los rebeldes.  Yo definitivamente soy cuestionadora rebelde.

Ahora las distinciones. Las distinciones son esas características que nos hacen únicos, diferentes.  Dice la autora que para tener éxito adoptando hábitos necesitamos adaptarlos a lo que es importante para nosotros y no a la inversa.

Entonces, les cuento de mis distinciones.  La primera es si sos diurno o nocturno y la verdad es que me cuesta responder.  Siempre fui diurna, pero últimamente me encanta trabajar de noche. La siguiente es, sos velocista, maratonista o procrastinador.  


Esta se refiere a cómo enfrentás tus pendientes. Los maratonistas trabajan despacio y continuo, los velocistas trabajan en momentos explosivos de mucho esfuerzo por lo general, cuando hay un deadline pisando los talones. Y después, los procrastinadores.  Yo diría que soy velocista. O bueno, mi cerebro es maratonista porque está siempre pensando en como resolver x o y pero a la hora de ejecutar, definitivamente necesito el deadline para funcionar.

Comprás de más o no comprás suficiente.  Esta es facilísima. Compro de más. Te gusta la simplicidad o la abundancia.  Esta también es fácil, me gusta la abundancia. Sos de los que termina proyectos o de los que empieza.  Yo soy una finisher, me gusta terminar lo que empiezo. Me da tranquilidad.

Te gusta la novedad, o lo familiar y conocido.  A mí en definitiva me gusta la novedad. La siguiente es promoción o prevención.  Los que son promoción se concentran en el éxito, en avanzar. Los que son prevención se concentran en cumplir con sus obligaciones y minimizar los riesgos.  Yo soy definitivamente promoción.

Pasos pequeños o pasos grandes.  A mi me gusta muchísimo la idea de que la suma de pequeños pasos sirve para alcanzar grandes cosas.

Al final, lo importante de las tendencias de personalidad y las distinciones es entender que no hay una fórmula mágica.  Que todos somos diferentes y que si un hábito me funciona a mí, no necesariamente te va a funcionar a vos. Lo importante aquí es conocerse, y amoldar tus hábitos a lo que sabés que te va a funcionar.  Contame, ¿con cuáles distinciones te identificás más?

60 - 14 de mayo de 2019.