Las vacaciones son importantes

 

Hoy les escribo de algo que personalmente me tomo muy en serio y me hace muy feliz.  Además, coincidentemente, justo estoy de viaje que es el tema que nos atañe. El tema de noviembre es la felicidad y ¿a quién no lo hacen felices las vacaciones? pero realmente tomarse un tiempo libre tiene ventajas importantes que les cuento a continuación.  Precisamente porque estoy de vacaciones, me está costando mucho escribir este post, pero los dejo con algunos datos interesantes.

El mayor beneficio de las vacaciones es aclarar la mente.  En el día a día estamos siempre en mil cosas a la vez y las vacaciones son el momento perfecto para limpiar el cerebro, dejarlo descansar y tomar fuerzas para seguir con el ritmo habitual.  Leí en algún artículo que somos como las computadoras que necesitan reiniciarse de tiempo en tiempo.

Para que realmente sean efectivas y podamos sacarles el máximo provecho tienen que ser más largas que solo un fin de semana aunque también dice la teoría que cuando son muy largas después regresar se vuelve más complicado.  Yo las más largas que he tomado son de 1 mes y procuro una vez al año tomarme al menos 2 semanas. Volver nunca es fácil pero siempre regreso inspirada y energizada.

Aunque un fin de semana no es lo suficiente para descansar realmente, dicen los estudios que las personas que se desconectan estos dos días y  descansan verdaderamente del trabajo reportan niveles más altos de felicidad, baja en los niveles de estrés y enfermedad.

Es clave que no solo tomemos vacaciones, sino que sean unas vacaciones efectivas, realmente desconectadas.   La realidad es que por muy importantes que creamos que somos, el mundo va a seguir girando si dejamos nuestras labores por unos días.    No solo eso, sino que cuando regresamos somos más eficientes y mejores en lo que hacemos.

Leí en un artículo de la revista Entrepreneur que hay 3 R que son clave en las vacaciones: reading, reflecting, rejuvenating - leer, reflexionar, re-energizar.  Yo las pongo en práctica todas, ¿y ustedes?

Yo desde hace unos 5 años implementé unas vacaciones anuales en noviembre.  Son en este mes, porque era conveniente para mí en la vida corporativa y luego se quedó como una tradición.  

Planeo siempre un viaje, al principio fue con amigos y ahora lo convertimos en un tradicional paseo de hermanas, pero todos son bienvenidos a apuntarse.  Cada año ha sido increíble, en todos me he desconectado al 100% y he vuelto como nueva.


 

La primera vez fue en 2013, me fui a Guate a conocer el país (me enamoré para siempre) y visitar amigos.

2013 en Guate (sepan disculpar la calidad de las fotos)

2013 en Guate (sepan disculpar la calidad de las fotos)

En 2014 me fui 4 días a México, al Corona Capital, la verdad es que no tenía tantísimas responsabilidades pero me daba susto dejar el trabajo.  

2014 en Corona Capital, ese viaje fue increíble

2014 en Corona Capital, ese viaje fue increíble

Al siguiente año, me volví un poco loca y me fui un mes, al sureste asiático, aquí si tenía muchísimas responsabilidades y nada pasó, el mundo sobrevivió un mes con LUCÍA desconectada.  

En 2015 hice Singapur, Camboya y Filipinas - É PI CO

En 2015 hice Singapur, Camboya y Filipinas - É PI CO

Luego empezaron los viajes con Ire, igual nos fuimos 1 mes a pasear por Europa y los trabajos de ambas siguieron marchando sin problemas.

Screen Shot 2018-11-12 at 9.59.35 PM.png

 El año pasado nuestros trabajos no nos dejaron tomarnos el mes pero hicimos 2 semanas por Chile y fueron increíbles. Fuimos a Santiago, Atacama (sin palabras) y Valparaíso.

Atacama es RA JA DO

Atacama es RA JA DO

Y finalmente llegamos al 2018. Estamos en Colmbia por 2 semanas, una en Bogotá y otra en Cartagena. Este año me ha costado un poco más desconectarme al 100% pues yo soy la empresa, no hay nadie más y me ha tocado hacer cosas, pero en la medida de lo posible me he desconectado, he descansado miles y estoy segura que recibiré frutos creativos de este descanso que pronto verán nuevas ideas nacer en el proyecto.

¡Abrazo! Lucía






 

36 - 13 noviembre 2018.